TRATAMIENTO TRIBUTARIO DEL RENTING

La fiscalidad del Renting es muy favorable para sociedades pues pueden deducir las cuotas mensuales de Renting de su beneficio tributario.

La cuota de Renting es deducible al 100%, siempre y cuando pueda justificarse que el vehículo es una inversión necesaria para el desarrollo de una actividad empresarial.

Esto último debe probarse por cualquier medio admisible en Derecho. Las autoridades fiscales suelen tomar en consideración el modelo del vehículo utilizado, si permanece en el garaje de la empresa durante los fines de semana y en períodos vacacionales, o si lleva el logo serigrafiado, por mencionar algunos ejemplos.

En cambio, y en contraste con las indudables ventajas fiscales que aporta el Renting, la compra tradicional de un vehículo por parte de un autónomo o empresa supone un aumento de su inmovilizado e implica que el bien quede sujeto a los plazos legales de amortización desde el punto de vista contable.

Contáctenos
01 617 6800